El poder de fortalecernos con distintas realidades.

Escuchar los puntos de vista de los demás me ha abierto puertas para acercarme a mis objetivos.

En una era de constantes cambios, es indispensable la oportunidad de identificar y sobre todo respetar los puntos de vista que tienen la personas con quienes convivimos o nos relacionamos, porque esto nos puede otorgar grandes beneficios.

Hace algunos años, fui invitada a una sesión informativa sobre liderazgo, en donde quedó muy marcado en mí una dinámica en donde simulamos pelear la razón sin escuchar los puntos de vista de los demás, logré asociarlo y visualizarlo en muchas de las áreas de mi vida, aprendí a balancear lo que es importante para mí, con el entender de que hay opiniones distintas también importantes para los otros y si no brindo esa oportunidad de escucharle, jamás podre lograr un acuerdo que permita la comunicación efectiva.

Aprendí a siempre escuchar los puntos de vista diferentes, porque es la clave para generar acuerdos.

Que agotador y frustrante una vida en donde se pelee la razón por tener opiniones distintas, cuando se pueden fusionar mediante conversaciones poderosas en donde se descubra y practique la habilidad de ser empático. ¡Si! La empatía como un puente entre tu mente y la mente de los demás, para identificar la flexibilidad necesaria para construir algo con tu idea y la del otro.

Comprendí que al respetar los puntos de vista me permitía ser más empática y no únicamente poniéndome en los zapatos del otro si no también que el otro se pusiera en mis zapatos, eso sí era tener cuatro puntos de vista distintos que hicieron salirme de una visión limitada. Entendí que el arte de empatizar es clave y aunque parezca sencillo, no se da cuando no te das la oportunidad de conocer al otro, escuchándole con todos nuestros sentidos con la mente abierta dejando de lado nuestros prejuicios y estereotipos.

La razón de la realidad de cada persona me enseña y respetar los puntos de vista diferentes desarrolla la habilidad para ser empáticos.

Me parece maravilloso el poder obtener información de otra persona desde su observador, desde su perspectiva, el practicar, entender y desarrollar la capacidad de respetar los puntos de vista de los demás, aunque no sea lo que quiero escuchar, al final también deja un aprendizaje y una oportunidad de sumar nueva información a mi vida, que me permita muy posiblemente un rediseño en mi idea inicial, un impulso para crear cambios.

Cada desacuerdo puede ser un puente para el crecimiento. El aprendizaje será cuestión de percepción, pero no dejará de ser un nuevo aprendizaje.

Al respetar los puntos de vista distintos, podremos ser empáticos, la comunicación se fortalecerá y consigo el arte de escuchar, para que cada quien hable desde su perspectiva, porque ¿Qué crees? Es totalmente válido.

Related Articles